Anodización

EL PODER DEL COLOR


El siguiente paso para conseguir el producto final consiste en proporcionar un tratamiento de superficie a la pieza de aluminio. El tratamiento de superficie ideal i óptimo para el aluminio se consigue mediante la anodización. Este proceso totalmente automatizado permite la producción de componentes en prácticamente cualquier color y con efectos brillante o mate, a la vez que protege y mejora su acabado.

Durante los últimos años hemos realizado grandes inversiones en la planta de anodización, integrando la tecnología más avanzada e ingenieros químicos especializados. Las instalaciones cuentan con dos líneas de anodización automatizadas y una nueva línea manual monitorizada especialmente indicada para la anodización de componentes complejos, en una de las plantas de la compañía ubicada en la localidad de Torelló, dónde cada año se anodizan más de 275 millones de piezas de aluminio.

 

Anodización

La anodización es un proceso electroquímico que modifica la superficie metálica y le proporciona color, resistencia a la corrosión y una mejora de su acabado. Los componentes de aluminio anodizado son inmejorables en lo que se refiere a características visuales, y adquieren una fuerte protección de su superficie.

La anodización se procesa sumergiendo las piezas de aluminio en un baño de ácido electrólito y pasando una corriente eléctrica a través del medio. Un cátodo está montado en el interior de los baños, y las piezas de aluminio actúan como ánodo de un circuito eléctrico. La anodización es, por lo tanto, un proceso de oxidación totalmente controlado, prácticamente la optimización de un fenómeno natural.

 

Nuestro equipo de anodización

2 Líneas de anodización automatizadas

1 línea manual monitorizada y controlada, destinada a la anodización de componentes complejos

Máquinas automáticas para carga de bastidores

Máquinas por Control de visión para carga de bastidores

Robots de descarga de bastidores

Laboratorio Químico y de investigación