¿Por qué aluminio?


 
EL ALUMINIO
es un material noble que siempre es sinónimo de calidad.
EL ALUMINIO
presenta fuertes propiedades táctiles –una de las características que más lo diferencian del plástico-, puede conseguir formas complejas y tiene una total compatibilidad con las fragancias.
EL ALUMINIO
anodizado no libera ningún aroma, sabor o sustancia, hecho que lo convierte en un material óptimo para el envasado de productos sensibles, compatible con todo tipo de productos. Es 100% reciclable sin degradación de sus cualidades.
EL ALUMINIO
también permite numerosos tratamientos de superficie, con la posibilidad de conseguir múltiples colores, acabados o decoraciones. Es un material que presenta una fuerte versatilidad en cuanto a la realización de moldes y la aplicación de distintos procesos de producción. Su compatibilidad con muchas tecnologías de impresión permite que las marcas creen sus envases totalmente personalizados.
EL ALUMINIO
tiene un componente mecánico de alta precisión, que permite grosores muy finos (de hasta 0.35mm.) y que puede aplicarse en productos para uso decorativo como mecánico.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra “Política de Cookies”.

Estoy de acuerdo Leer más